Segorbe inicia la campaña contra el mosquito tigre

rioEl Ayuntamiento de Segorbe ha iniciado en el mes de junio por ser comienzo de época estival y momento en que el mosquito inicia su etapa activa, a realizar una campaña de control y tratamiento preventivo contra la posible presencia de este mosquito en la localidad. El laboratorio de control de plagas de la Universitat de Valencia ha realizado un muestreo para localizar larvas de mosquito tigre, que ha dado positivo en dos localizaciones. Se ha contratado con una empresa de plagas los tratamientos y la colocación de trampas para revenir la aparición de dichos mosquitos, y se han solicitado ayudas con ese fin a la FVMP.

Desde el año 2005 se tienen noticias de la presencia del Aedes albopictus (mosquito tigre) en la Comunidad Valenciana y, a partir de ese momento, se ha ido incrementando su extensión, teniéndolo actualmente perfectamente establecido en numerosos municipios de la Comunidad Valenciana.
El mosquito tigre se caracteriza por ser un mosquito de picadura agresiva y de peculiar coloración, negro con bandas blancas y su peligrosidad radica en ser potencial causante de la transmisión de enfermedades como el Dengue, el Chikungunya o el Zika.

Sin embargo, se calcula que, entre el 60-80% de los focos de cría de mosquito tigre en zonas urbanas se encuentra en el entorno doméstico. Es por ello que, es imprescindible también la participación y colaboración de los ciudadanos, que debemos tomar en consideración una serie de medidas preventivas y, en su caso, correctoras en nuestros domicilios.

Así pues, para evitar focos de cría en el ámbito doméstico debemos:

– RETIRAR de la intemperie objetos que puedan acumular agua como juguetes, platos de debajo de las macetas, botellas, ceniceros, cubos, regaderas, piscinas de plástico, etc.
– EVITAR acumulaciones de agua en zonas de drenaje así como las depresiones del terreno en las que se pueda acumular agua.
– VACIAR con frecuencia los platos para bebidas de animales domésticos (no rellenarlos) y otros objetos que acumulen agua tras la lluvia (como pies de sombrillas, pliegues en lonas que cubren mobiliario de jardín o piscinas, pluviómetros…)
– TAPAR herméticamente o con tela mosquitera de malla de 1 milímetro, depósitos o bidones en los que se acumule agua.
– MANTENER adecuadamente piscinas y fuentes ornamentales.
– REVISAR periódicamente los desagües y canaletas, conservándolos limpios y sin obstrucciones.

Dile al mundo que esto te gusta: